¿Piel problemática? Aprenda formas comprobadas de cuidar la piel grasa.

¿Piel problemática? Aprenda formas comprobadas de cuidar la piel grasa.

14 febrero 2019 Desactivado Por Keren Chapa Herrera

Tener la piel grasa es un problema que no solo afecta a las mujeres, también a los hombres. El brillo en el rostro puede producirse por factores genéticos, pero también se da por cambios hormonales, la menstruación, embarazo o menopausia.
Si bien existen varios productos que ayudan a controlar la grasa de la piel, como limpiadores y tonificantes, la mayoría posee elementos químicos que afectan a nuestra salud.

¿Qué es la piel grasa?

La piel grasa se debe a una producción excesiva de sebo que le da un aspecto graso, hace que aparezcan brillos y que la piel sea más propensa a las imperfecciones. Si tienes la piel grasa, probablemente notarás que el maquillaje nunca aguanta todo el día y que la piel se engrasa de nuevo un par de horas después de limpiarla. Normalmente, las personas con piel grasa sienten la necesidad lavar el rostro durante el día o secar el exceso de grasa con un papel o toallita y usan polvos para esconder los brillos.

Si tienes la piel grasa en la zona T (frente, nariz y mentón), pero normal o incluso seca en las mejillas, entonces tienes la piel mixta. Las personas con piel mixta suelen tener que usar diferentes productos para tratar los dos tipos de piel que tienen en el rostro.

Factores fundamentales que contribuyen a la formación de piel grasa y espinillas

  • Hiperqueratosis
    La hiperqueratosis (o hiperqueratinización) consiste en un engrosamiento de la capa externa de la piel (estrato córneo), desprendimiento irregular de células cutáneas muertas y cornificadas (corneocitos), oclusiones del conducto de la glándula sebácea y trastornos o interrupciones en la liberación de sebo.
  • Seborrea
    Es la hiperproducción de sebo. Fisiológicamente, a través de la piel se secreta una sustancia oleosa conocida como sebo para lubricar el cabello y la piel.
    Una secreción de sebo alterada puede desencadenar también una descamación excesiva de la piel en zonas grasas, un proceso cutáneo se forman escamas blancas a amarillentas en zonas grasas, como el cuero cabelludo o el interior de la oreja. Lee más acerca de la dermatitis seborreica.
  • Espinillas
    La consecuencia es una piel enrojecida. En casos de las espinillas de gran tamaño, la pared folicular se rompe y libera lípidos, ácidos grasos, corneocitos, agentes externos anormales y fragmentos celulares.
  • Colonización microbiana
    Los agentes anormales externos que normalmente viven inocuamente sobre la piel se acumulan y pueden colonizar los folículos taponados, causando irritación de la piel y granitos.

¿Qué evitar?

  • Harinas refinadas
    Un cutis saludable pasa por reducir el consumo de alimentos elaborados con harinas refinadas, ya que provocan una subida del azúcar en sangre e inflamación. Esto significa que pizzas, pastas, bollería y pan blanco, mejor comerlos de forma ocasional. El bajo índice glucémico reduce la grasa de la piel, por lo que siempre es mejor consumir alimentos elaborados por harina integral.
  • Descarta las mantequillas
    Ni los aceites calentados ni la mantequilla favorecen el buen estado de tu piel. Lo que sí te conviene es el aceite de oliva virgen extra en crudo. Adereza tus ensaladas con un chorrito de Aceite de Oliva Virgen Extra. Así estarás aportando una buena dosis de antioxidantes a tu dieta, perfectos para lucir una piel tersa.
  • Ojo con los fritos
    No solo conviene evitar toda clase de frituras, también los alimentos muy tostados. Cuando hagas una barbacoa, evita comer las partes más tostadas. Cuando se chamusca el alimento surgen los hidrocarburos contaminantes que afectan al colágeno de la piel y aceleran su envejecimiento. También sucede con el pan del desayuno. No dejes que se tueste demasiado.
  • El estrés
    Aunque parezca un tanto raro, el estrés también puede ser un motivo para provocar la piel grasa. Y es que la mayoría de personas llevan un estilo de vida muy agitado. El estado de ansiedad puede modificar el ciclo natural del cuerpo, de ahí que en muchas ocasiones se pueda lucir una aspecto más brillante en el rostro. En este sentido te proponemos que intentes buscar una actividad que te relaje, al margen del trabajo y de la familia. Lo importante es que durante unos minutos puedas desconectar de las exigencias del día a día.
piel grasa

Cuidado

En el tratamiento de la piel grasa es fundamental realizar una limpieza facial tanto por el día como por la noche. Para ello, elige un gel específico para pieles grasas de alta calidad. Los productos más indicados son los que se aclaran con agua. Primero, debes humeceder el rostro y aplicar el producto con movimientos circulares y suaves. Incide en la zona de la nariz, la barbilla y la frente que es donde se acumula más grasa. Después, aclara con abundante agua.

Después de la limpieza facial, completa el tratamiento con una loción o tónico astringente. Son productos especialmente indicados para reducir el exceso de grasa en el rostro y controlar la formación de poros y otras impurezas. Asimismo, puedes utilizar una crema hidratante que no tenga base oleosa para lucir una piel más saludable.

Existen otros remedios naturales que son perfectos para tratar la piel grasa. Un buen ejemplo son algunas mascarillas naturales como la mascarilla de avena o limón, que ayudan a equilibrar los niveles de grasa. Aplica las mascarillas sobre la piel ben limpia y déjala actuar unos 15 o 20 minutos, aproximadamente.

Base de maquillaje

Los maquillajes más adecuados son los compactos porque no aportan tantos brillos. A la hora de elegir uno es importante comprobar que sea ‘oil free’ y no comedogénico (es decir, que no obstruye los poros ni produce puntos negros). Además, las expertas coinciden en la importancia de poner siempre polvos matificantes para sellar la base de maquillaje y eliminar el exceso de brillos gracias a su poder astringente.

Recuerde!

  • Hacer uso habitualmente de las mascarillas, siempre sobre la piel limpia y sin llegar a la media hora tras su aplicación. También algún peeling de vez en cuando, como manera más sencilla de eliminar células muertas.
  • Cuida tu alimentación, optando por las frutas, verduras, carnes bajas en grasa (a ser posible blancas como el pollo o el pavo) y mucha fibra. Nada de alimentos a base de azúcar refinada, alcohol o carnes rojas.
  • Sé muy, muy, ¡muy! meticulosa con la higiene. Intenta no tocarte la cara con las manos sucias y tenerlas siempre limpias a la hora de aplicar cualquier crema, loción o tónico. Tampoco te toques los granitos si no quieres provocar una inflamación y posterior infección o aparición de impurezas.
Sending
User Rating 5 (1 vote)

Desde pequeña he tenido un problema de sobrepeso. Me cansé de que la gente me mirara mal en la calle y aprendí los secretos de una alimentación saludable. He realizado un curso de dietética en un instituto privado de Madrid. Gracias a los métodos de alimentación que conocí, logré un resultado satisfactorio. Ahora puedo compartir mis conocimientos ayudando a otras personas que están luchando contra el sobrepeso. Como dietista, intento estar al día con los nuevos suplementos alimenticios que entran en el mercado. Elijo los mejores productos para ayudar a mis pacientes a obtener un resultado satisfactorio. Con el tiempo, he ganado experiencia en cosmetología, y ambas especialidades me ayudan a crear un plan de tratamiento perfecto para mis pacientes.